"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela"
Albert Einstein

miércoles, 29 de septiembre de 2010

El embarazo y los gatos

Toxoplasmosis. Este es el nombre de una enfermedad que a todas las mujeres embarazadas les suena. Desgraciadamente suele ir asociada a la frase “hay que deshacerse del gato” (hace unos meses un veterinario nos comentaba que estaba aumentando el número de mujeres que iban a solicitar la eutanasia de sus gatos aconsejadas por sus tocólogos). Es por ello que en esta entrada de manera breve y sencilla (como siempre) intentaré explicar los riesgos “reales” de esta parasitación.
El parásito Toxoplasma gondii es un protozoo que tiene a los felinos, como hospedadores definitivos y a mamíferos y aves como hospedadores intermediarios. En la imagen podéis ver un ciclo biológico bastante sencillo.

Vayamos a lo importante…¿cómo llega el parásito a la mujer embarazada?...La mujer se infecta al ingerir los ooquistes esporulados (forma o estadio infectivo del parásito) procedente de las heces de los gatos y que contaminan suelos, aguas o a través de la ingesta de estas formas contaminando alimentos (principalmente verduras). Otra fuente de infección es el consumo de carne cruda o insuficientemente cocinada que contiene quistes tisulares (otra forma o estadio de infección).
Según el ciclo resulta que los gatos solo nos trasmitirían la enfermedad a través de los ooquistes que eliminan  en las heces…pero resulta que estas formas necesitan un periodo de VARIOS DÍAS  en el exterior para madurar (esporular) y convertirse en infecciosas (tener la capacidad de producir la enfermedad). Así, si eliminamos diariamente las heces de nuestro gato, no deberíamos tener ningún problema y si a esto le sumamos el lavarnos las manos cuando toquemos la caja de excrementos, o al gato, pues mucho mejor. También hay que recordar que muchos gatos defecan en el exterior; con lo que deberemos también lavarnos las manos a conciencia después de trabajar con tierra, así como lavar correctamente aquellos alimentos que puedan estar contaminados. Hay que recordar que la infección puede contraerse por otras fuentes, y principalmente al consumir carne poco cocinada, así que, mejor cocinar correctamente ésta y lavar tus manos después de manipular carne cruda. En resumen…elimina diariamente las heces, lava las manos antes de comer y cocina correctamente los alimentos.
Por último, para evitar que tu gato contraiga la toxoplasmosis no lo alimentes con carne cruda y trata de evitar que se coma lo que caza.
He tenido dos hijas, soy Toxoplasma negativo según las analíticas de sangre, y he convivido siempre con gatos…La mayoría de mujeres que conozco que son Toxoplasma positivo o que han contraído la enfermedad durante el embarazo nunca han tenido gatos e incluso los evitaban, así que…¿es un problema de los gatos o de falta de higiene de las personas?

2 comentarios:

  1. si es verdad todo es cuestion de higiene, de lavar y preparar bien nuestros alimentos no solo son los gatos somos nosotros y lo que comemos por fuera de nuestras casa

    ResponderEliminar
  2. exactamente de acuerdo contigo yuranis porque todo esta en uno no hay que culpar animales que son muy higiénicos y que sus heces están muy aparte de los consumos humanos, o al menos asi debe de estar.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.