"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela"
Albert Einstein

viernes, 12 de octubre de 2012

Síndrome de marchitamiento de las orejas de mar

Una edición más, fui  invitada como docente en un master (gracias por confiar en mí!!) siendo “mi” tema  “Parasitología de moluscos bivalvos”. Este año, entre otras novedades estaba el introducir virus y bacteria; y de ahí mi entrada de hoy…

El Síndrome de marchitamiento de la oreja de mar es una enfermedad causada por una bacteria, de la familia de las rickettsias y que afecta a los abulones u orejas de mar (género Haliotis). La bacteria se denomina Xenohaliotis californiensis.

La bacteria se divide en el interior de vacuolas en el citoplasma de las células del epitelio intestinal. La transmisión es directa,  horizontal, y parecen existir colonias de ascidias que actuarían como vectores de la infección concentrando la bacteria. La enfermedad suele manifestarse al aumentar la temperatura del agua: anorexia, pérdida de las reservas de glucógeno, pérdida de fibras musculares, glándula digestiva moteada, degeneración de los tejidos, metaplasma de los túbulos del digestivo,… Es muy característica la incapacidad de los animales para mantenerse en vertical o invertidos en los sustratos y son muy fáciles de despegar de los mismos por la atrofia que tiene lugar en el músculo del pie.


Suroeste de Norteamérica y Baja California eran las principales zonas afectadas por la bacteria pero el posible transporte de orejas infectadas a Chile, Japón, España, Irlanda, entre otros países, hace sospechar que la enfermedad se encuentra mucho más extendida.

La mortalidad varía según la especie de Haliotis con unos porcentajes entre el 35-100%. Hay además especies en las que, aún estando presente el patógeno, no aparecen signos clínicos de la enfermedad. No existe un tratamiento del todo efectivo pero el uso de oxitetraciclina ayuda a reducir las pérdidas.

Bueno, una explicación corta pero intensa. No voy a prometer que voy a escribir pronto, que luego no lo cumplo y me siento fatal; pero gracias a todos los que me leéis en todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.